Seguidores

09 abril 2012

De algún modo, la traición no se puede evadir. Cuando nuestro cuerpo nos traiciona, la cirugía a menudo es la llave para la recuperación. Cuando nos traicionamos los unos a los otros, el camino de la recuperación es el menos claro. Hacemos lo que sea para reconstruir la confianza perdida. Y hay heridas, algunas traiciones que son tan profundas… que no hay modo de reparar lo que están perdidas. Y cuando eso ocurre no hay nada que hacer más que esperar.


Visto en: Anatomía de Grey

4 comentarios:

Marta Fernández. dijo...

1. tus textos,increibles.
2. Sumas puntos gracias a la música.
:)

Marta Fernández. dijo...

y te sigo al twitter por cierto jajajaj

Natalia dijo...

ES VERDAD ):

Follow your dreams dijo...

te tengo que agradecer tus palabras en mi entrada, gracias de encerio♥ un besito linda