Seguidores

30 mayo 2012

Sal de mi cabeza.

El silencio hace daño, duele más que tus reproches, tus insultos, escogiste el peor castigo, otro camino, otra manera de herirme, de escupirle a mi corazón dardos más que envenenados. Tu indiferencia, es la peor piedra con la que he tropezado, la caída más dolorosa tú asquerosa perdida, el vacio que has dejado, hace que deje de sonreír. Constantemente me pregunto, ¿Dónde está la chica que conociste? He cambiado tanto, hacia todo lo posible por gustarte, por ser más que unos labios con carácter y dos tetas que querías tocar. No quería ser una más en tu lista, ni estar en tus historias para no dormir, mucho menos en tu agenda de: “Las follo cómo y cuando quiero” y aún así me esforzaba tanto en ser tu tipo de chica que me he perdido en ese camino, estoy en un laberinto sin salida, y contra mas la busco, mas me pierdo. 

¿Qué puedes esperar de un sentimiento tan dañino? ¿De una persona tan dañina? Lo que me enamoro de ti, es lo que más escuece en esta herida, pero aun así, cada día lo que siento es más fuerte y tú más visible en mi imaginación. Solo te pido que me des una razón para no volver a caer en tus brazos, para dejar de deserte cada minuto del día, dime qué debo hacer para que pare de sangrar esta herida, que mi corazón no te llame a gritos cuando se siente solo, y sí, tengo que admitirlo, solo quiere tu compañía. El tiempo lo puede arreglar, estoy segura, volverá mi calma, mi felicidad, y se irá la tristeza, pero ¿Cuándo tiempo necesito? Olvidarte es lo más complicado que he tenido que hacer, no puedo sacar de mi mente tu risa, tu olor, que parece ser feliz en mi habitación, no puedo dejar de lado este dolor, que cada día escuece mas y mas. Aunque no puedo verte, te escucho, en mi cabeza escucho tu respiración, tus bromas, mi nombre como tú solo sabes pronunciar, tus malditas proposiones que tanto odio pero que ahora me muero por escuchar, tus palabras, tu acento, tu chulería me envuelve una y otra vez, y me doy cuenta que ya no estás, que todo es producto de mi maldita imaginación y vuelvo a caer, y cada vez la caída es más dolorosa y daña mas mi cuerpo, mi vida. Busco la paz, un poco de tranquilidad, pero sin ti, no encuentro el camino. 

Te ruego que no confundas mis palabras, seguramente pensaras que es contradictorio, hasta yo misma lo pienso, sé que tengo una herida imposible de curar, pero se acabo el quererte, el castigarme por sentir, y odiarme por no poder sentir hacia otra persona. Este año se que todo cambiara, que todo va a mejorar, simplemente porque es la primera vez que quiero este cambio, que sinceramente lo deseo, incluso más de lo que te deseo a ti, porque yo he parado completamente mi vida por una persona que sigue con la suya como si nada, porque merezco algo bueno aunque solo sea esta vez.

3 comentarios:

Marina dijo...

Estoy de acuerdo, porque si quieres que las cosas cambien, lo harán.
Ánimo :)

Juan Antonio dijo...

Ves? Esto es completamente diferente y me gusta.

Juan Antonio dijo...

No vamos a dejar de discrepar en nada, jaja? Estoy a punto de declararte la guerra? Lo digo para hacer las cosas comme il faut. Jajaja.

Un beso, Jess.