Seguidores

12 junio 2013

La chica que devora cuando quiere.



No eres tú, es historia quien me folla, aunque mi cabeza dice no. En ella estás tú desde el comienzo, no sé explicar por qué, pero tengo que ser sincera, quiero que me salves de tu tortura. Llámame, ámame, cálmame con voz baja, un suspiro que apetece ser escuchado. Dejémonos llevar, perdamos la cordura en una calurosa tarde de verano. Juguemos con ser legendarios, dar vueltas y vueltas, que nos acompañe la pasión con gemidos como banda sonora. A menudo me pregunto como algo tan pequeño invade mi cuerpo, como consigues hacerme grande del mismo modo que me haces enana.
Algún día mi cuerpo necesitará otros besos, tal vez otras manos que enciendan el fuego y caer una y otra vez en la tentación, ser salvaje cometiendo el pecado más pasional.  Hoy, necesita tu sonrisa y ese brillo de tus ojos. Mientras el corazón vibre seguiré sintiendo, cambiando de protagonista cuando su cuerpo me traicione. Bellas lobitas dispuestas a ocupar el terreno de esta zorra.  Ellas quieren comerte cuando pulsan play, yo quiero devorarte cuando bajas tu muralla. ¿Estás dispuesto a perderlo todo por una noche divertida?

1 comentario:

Juan Antonio B. dijo...

Hablando de lugares húmedos que sin embargo queman...

P.S. Me encanta. Mucho.