Seguidores

11 junio 2011

Te has confundido

Soy sincera, y nunca pienso lo que digo, solo me importa decir lo que me pasa por la cabeza cuando me cuentan un problema, o simplemente cuando veo que la gente actúa de forma repetitiva, sin aprender de los errores cometidos anteriormente. Pero ¿a caso no es eso lo que buscan cuando me piden consejo?  Piden que les sea totalmente sincera, que les dé mi opinión, que les ayude a encontrar esa solución que tal vez ellos la tienen delante pero ciegos no quieren verla por temor.

No quiero que la gente piense que soy una arrogante, yo misma me ciego para no ver la realidad, y me encanta pedir ese consejo a alguien igual de sincera que yo, que me dice las cosas como son. ¿Qué sería de mí sin esa persona?

Mi problema es que no mido mis palabras, soy demasiado dura cuando me piden una opinión, luego me viene el cargo de conciencia, por culpa de lo que he dicho, me doy cuenta que mi discurso a podido herir a esa persona.  Consciente del fallo, pido perdón,  no por las palabras dichas, si no por la forma de expresarme, por la dureza, pero el contenido sigue siendo el mismo.

Y solo decirte que te has confundido, si después de pedirte perdón, piensas que no me doy cuenta de lo que haces, evitarme, hacer lo que siempre te he dicho que odio, dejar de conectarte sin ninguna explicación. No pienso ir detrás de ti para saber si te has enfadado o simplemente para que me perdones, no pienso hacerlo, no creo que haya hecho nada malo para que merezcas que te vuelva a pedir perdón.

Ten en cuenta una cosa, aunque seas importante para mí, no puedes aparecer y desaparecer en mi vida cuando te dé la gana, sin dar ninguna explicación coherente. Me cansé de ser compasiva, de tener que entender algo que no tiene sentido y que tu no puedas entenderme a mí. De que me mientas diciéndome que nunca te enfadaras conmigo por ser sincera, y al final siempre te enfades. Se acabo, sobre todo después de saber toda mi historia, de saber cómo odio que otra persona aparezca y desaparezca en mi vida. Aunque me pidas perdón, las cosas han cambiado. 

1 comentario:

Ojizarka dijo...

La palabra pe4rdón es una de esas palabras que parecen pequeñas y que son muy grandes en realidad. El perdonar no es moco de pavo, al menos no para mí, después de hacerte daño la gente se piensa q con soltarte la palabra está todo arreglado.