Seguidores

25 julio 2011

Son las decisiones las que nos hacen ser quienes somos, y siempre podemos optar por hacer lo correcto.

Otra vez, vuelves otra vez, cuando me decido, cuando veo un avance en mis decisiones, otra vez vuelves. Llevo deseando esa noticia, el momento en el que me dicen que vuelves, el poder abrazarte, escuchar tu voz, tu risa, ver tu sonrisa, hacer nuestras bromas, si también las pesadas, discutir un poquito, no voy a engañarte, también echo de menos nuestras peleas de niños pequeños, y sobre todo echo de menos cuando volvemos a hablar después de una discusión. ¡Joder! Cuantas veces me he imaginado ese momento, después de todo el tiempo que ha pasado, después de la última pelea, después de esa llamada, cuantas veces me he imaginado, ese momento, en mi cabeza paso de mil formas, mil detalles, mil gestos, mil miradas.

Pero justo ahora, justo en este momento, cuando decido pasar página, cuando decido que seas un recuerdo, un bonito recuerdo y a la vez un amargo recuerdo. Ahora no quiero, no quiero verte, no es bueno para mí. ¿Por qué cuando empiezo a olvidarme de ti vuelves? ¿Por que cuando tomo una decisión? ¿Por qué no has vuelto antes? Pierdo mi tiempo intentando obtener respuesta a esas preguntas, por más que he pensado, le he dado tantas vueltas, y lo peor que de una pregunta me sale otra, es como dar vueltas en círculo, es como un laberinto sin salida, no encuentro ningún motivo, ninguna respuesta, no encuentro absolutamente nada.
Trato de olvidarte, y es cierto que nunca lo consigo, a veces porque aunque quiera no quiero, y otras cuando toma la decisión de pasar página, el destino hace esto, no sé si el destino se quiere burlar otra vez de mi o simplemente que está en mi destino que estés presente de una manera u otra en mi vida. 

A quien intento engañar, quiero verte, quiero abrazarte, quiero y quiero, pero luego pienso en nuestras últimas conversaciones, nuestros últimos momentos, y veo que cada vez nuestras peleas van a peor, llegando a puntos extremos, siempre que no vemos damos un paso más para este distanciamiento, y quizás eso es lo que me conviene, una gran pelea, para no saber más de ti, para no verte nunca más, para hacerme a la idea de que soy una estúpida por confiar lo mas importante en quien no debía.

Lo tengo decidido, aunque me muera de ganas por verte, por hablar contigo, si me llamas no cogeré el teléfono, si me mandas un mensaje no obtendrás una respuesta. Es lo mejor para ti, y sobre todo lo mejor para mí.
¿Me arrepentiré?¿Lograre mi propósito?

3 comentarios:

Ojizarka dijo...

Suerte en tu propósito.
Yo tb quise poner punto y final, xo no pude alejarme del todo y ahora sólo hago q tener interrogantes en mi vida q me van a volver loca!

Marti ta. dijo...

¡Dios mio! Me pasé por tu blog porque ví que seguias el mio... y me he encontrado con algo alucinante; he leido algunas de tus entradas y te juro que describes mi vida.. . Me encanta como escribes, a mi me pasa algo exactamente igual por lo que he leido y nunca he encontrado las palabras exactas para contarlo.

Josué Pérez dijo...

Creo que a estas alturas tanto por el blog,twitter,tuenti o lo que sea sabes a lo que me refiero más de lo que hasta tú querrías saber,porque soy un pesado jajaja, y decirte que aunque sea en menor medida ya..gracias a Dios, paso totalmente de ella y es más creo que ahora la cosa me irá mejor:D
muchos besos!!