Seguidores

11 diciembre 2011

En busca de mi felicidad

Sigo teniendo ganas de verte, de besarte, de olerte.  ¿Cómo es posible que eche de menos unos labios que ni si quiera he besado? Todos los días sucede algo que mi mente decide recordarte, siempre ocurre algo que lo relaciono contigo, a veces es la mayor tontería del mundo, como ver a dos amigos reír, pero otras, es justo lo que me hace falta, es esa  necesidad de tenerte a mi lado para que logres sacarme de un día malo, horrible, desastroso, gris.  No te has dado cuenta, pero eres mi complemento perfecto, eres esa parte que necesito, eres la energía que me falta cuando quiero dejarlo todo, eres mi sonrisa, y sinceramente estoy cansada de no poder sonreír cada minuto del día porque con tu despedida lograste llevarte todo lo bueno que había en mi, las ganas de luchar por cosas con sentido o sin él, mi sonrisa, la felicidad que me caracterizaba, incluso has llegado a llevarte mi amable y simpático carácter.

Devuélveme mi sonrisa, mi carácter, mi sentido del humor, mi suerte, pero devuélveme mi felicidad, no quiero que te quedes con ella, no puedo permitirme no tenerla. Ahora me da igual si vuelves o si desapareces de mi vida, solo quiero que me devuelvas lo que te llevaste sin permiso.

1 comentario:

Constanza dijo...

Este texto parece escrito por mí!, no sabes lo identificada que me siento con él!

Un beso, me encanta tu blog!