Seguidores

24 febrero 2012

Dímelo


Caminar, caer y levantarme, caminar, caer y levantarme, así es mi vida  desde que te conocí, una constante rutina, camino a tu lado, ayudándote, consolándote, divirtiéndonos, ilusionándome, mirándonos, riéndonos, abrazándonos, acariciándonos,  y justo en el momento que  todo es perfecto, cuando pienso que nada puede estropearlo, que el día va a acabar de la misma manera que empezó, con una gran sonrisa porque te veo, porque volvemos a ser nosotros, porque voy a volver a ser esa niña pequeña a tu lado,  viene la caída, la mentira, las malas contestaciones, los reproches, las lagrimas, las patadas en mi corazón, las promesas rotas, las futuras promesas rotas, después de horas y horas discutiendo, triste, sintiéndome utilizada, tonta, cobarde, sin recibir un lo siento, no lo mereces, perdóname, sin un te quiero, confía en mí, es verdad todo lo que te acabo de decir, con un tocada y hundida, no me queda otra de hacerme fuerte, de ser valiente y volver a levantarme, decidir que no te quiero en mi vida, que debo decirte adiós, que estoy harta, cansada, agotada, que tengo que decir:  Adiós, pedazo de idiota, decir adiós a tantas cosas, a historias divertidas, a tus caricias, a nuestras miradas, tu sonrisa, tu risa, cuando lo tengo decido, asimilado, cuando casi consigo olvidar-te, cuando me acostumbro a ese vacío, a tu ausencia,  justo en ese momento apareces, como si olieses que esto está terminando, en plan: Quiero impedirlo. Vienes, apareces con todo lo que me enamoro, con tu magnifica sonrisa de vencedor, con esa mirada que intenta introducirse en mis pensamientos, con tu personalidad, con abrazos, con tus bromas para sacarme una sonrisa, con los piropos, las proposiciones, y vuelvo a caer, en ese juego que creaste aquel día, un maldito noviembre, un día aburrido, solos tu y yo, no puedo evitarlo, me divierte, me gusta sentirme deseada por ti, pero tantas veces me hace daño, me confundes, no puedo averiguar cuando mientes o cuando dices la verdad, en fin,  odio este puto juego en el que siento que soy la única que pierde, pero aún así, si tú me dices ven lo dejo todo…pero dime ven.

No hay comentarios: