Seguidores

05 abril 2012

Dando y perdiendo

Tengo tantas cosas que decir, que ya me ahoga, aunque he salido de la oscuridad, y casi no compongo, pero ansió, ansió su querer y desespero y he esperado tantos tiempos de sus labios un te quiero. Ya no me creo nada de su círculo, su vínculo ridículo, digamos que el tiempo fue quien estipulo yo, soy el discípulo, de artículos, palabras, y hemorragia, llámalo alma, poesía o magia.

Intento alegrar mis días, salir de mis infiernos, resucitar alegrías, volver a darle vida y sentido a todo esto, morir entre palabras, revivir entre mis textos. Y volar, y poder bailar un vals con las palabras, llorar por tantos miles de millones de miserias, estar agradecido, vivir entre papales, recuperar mi fuerza y no dormirme en los laureles. Yo suelo querer más de lo que debo, yo bebo de la fuente del amor mientras me elevo meditando.

Ya no tengo nada que perder, menos el tiempo, lo único que nunca me abandona es el tormento, lento, camino hacia ninguna parte, intentando recordar cómo olvidarte. Y hambriento del amor y sediento de aprendizaje, todavía se volar más le temo al aterrizaje, esperando a que todo encaje de una vez por todas, tu amor es como el mar y tus besos como las olas.

1 comentario:

Ainnoa♥ dijo...

Pues haz lo que quieras, no?:) que para algo es tu vida!
un besazo, y gracias por pasarte