Seguidores

22 junio 2012

Tic Tac

Empiezo a oír el sonido de las horas sin ti, y suenan así, tic tac, tic tac, tic tac, ah. Si tuviera que poner fecha, pondría el día en que te conocí, en que vi aquellos ojos fijándose en mí, quitándome el aliento, besando mi labio lento, uniendo lienzos de pasión y ahora que lo pienso, extirpando la razón a un corazón que no razona, que abandona con facilidad y a ti no te abandona. Abonado a la fragilidad de aquel que se apasiona, que deja que su eje se rija por otras personas, del tic tac al boom boom, eso que me destruye, un sentimiento común con todo aquel que rehúye a la simplicidad de una noche sin nombre, solo roces, a la complicidad de aquellos que si se conocen. Sírveme otro vaso de tu mejor beso, bésame suave, emborrachémonos de eso, que me tiene preso, es el precio de las caricias, y dame buenas alas ante las malas noticias. Tic tac, tic tac, tic tac, el reloj avanza, muero, descansa, paz, sabiendo que no estás la vida me cansa. Tic tac, tic tac, él, tic tac, tic tac, cogimos las maletas al volar pero todo lo que hicimos no te va a hacer regresar. 

Dije que te olvidaba, pero sabes que mentí, las dos últimas letras escritas pensando en ti, café y tabaco me voy a consumir, hoy me das pero sé que me vas a consentir. Revivo el fuego entre cenizas que dejaste, mantengo el tacto, vaya desastre. Sigo siendo el chico por el cual te enamoraste, para ti un recuerdo tímido que no borraste. Bebo sorbos cortos, todo el licor de ese vaso, por tus abrazos baby, no me hagas caso. A veces surgen nudos, donde antes habían lazos, rompiendo margaritas a pedazos. El reloj avanza, las horas se acortan, pasamos de lejos, hay vistas que no se borran, vivo convencido de que llegara mi suerte, vendería mis letras por volver a verte, para siempre, si, si para siempre, las palabras vuelan, las miradas nacen fuertes, poesía fría, sangre caliente, una fotografía es lo que dura para siempre. Dije que te odiaba pero sabes que mentí, los dos próximos meses que vienen mueren sin ti, café y tabaco se me tiene que ocurrir, hoy me das pero quiero volver a estar así.

             

 Dos años después el daño es irreparable, los peldaños se quebraron y fue tan caro amarte. Encaramarte como el primer día que dijiste te amo. Cuando más pensé que me amabas, te vas, y terminamos, mirando hacia otra parte, acariciándonos las manos, sin querer ver, pero a la vez sabiendo que, no se puede terminar aquello que nunca fue.

2 comentarios:

popcorn dijo...

el tiempo sin esa persona es eterno... y duele ver como lo que alguna vez creíste que era un para siempre se transforme en un hasta nunca.

cuídate, xo.

Neverland Lover dijo...

Hola!^^
Muchas graciaas por pasarte por mi blog, yo ya te sigo :DD
Me gusta mucho el tuyo, lamúsica, als entradas... todo (:
Un beso, te espero por mi nueva entrada Fantastics Stories
XOXO♥