Seguidores

25 junio 2013

El caos

Y aquí estoy imaginando como sería ir por una ciudad, entretenida mirando los escaparates de ropa que jamás me pondría, pasar mi dedo por la tapa del vaso de café y parar al escuchar una risa conocida, girarme y reconocerte entre miles de personas. Eres mi desconocido favorito. Imagino la ropa, el tiempo y tu sonrisa. Entre tanto soy consciente de que algún día tengo que tomar una decisión, que probablemente tenga un resultado más que desastroso. Lo cierto es, que sigo adelante o sigo en medio de este caos que cada día me confunde más.  ¿Qué hago? Y todo el mundo me responde “Haz caso a tu corazón” Es precisamente él quien provoca este caos, el principal responsable de mi inestabilidad. De todas formas ¿Quién dijo que el corazón tiene la razón? ¿Quién me asegura que no se equivoca de elección? Si, lo sé, esto es una mierda, y necesito liberarme de ella.

Dicen que para ser feliz necesitas cometer locuras, lo dudo, quizás mi mayor locura es enamorarme de un continuo imposible. Debo dejar de ser incoherente con mis principios, evitar romper mis normas y negarme a traicionarme con la misma intensidad con la que quiero a esa persona. Cabe la posibilidad de que alguno de mis amores imposibles me quisiera, por lo menos en cierta medida, es un hecho que joderme por lo menos entraba en sus planes, quien sabe si era esa clase, pero lo cierto es que me jodieron pero bien. Quiero a aquellos que tienen una extraña habilidad para herirme.

En fin, no podéis imaginaros lo que detesto la expresión “Tú vales mucho, no te merece” o peor aún, “Ella vale menos que tu” ¿Qué coño sabéis? En fin, nadie sabe lo que él merece, o si me merece. ¿O por qué tiene que merecerme? Son sus actos quienes no merecen mi ayuda, no su personalidad.  Luego otra de mis preguntas es, si vale menos que yo ¿Por qué la elige a ella?  Tal vez que se lo trague todo responde a mi pregunta. 


Después de todo no me cabe ninguna duda, mi cabeza también participa en este caos, en el caos que es mi vida. Entre tanto desorden, hay una cosa que tengo clara, mis actos no son mas que una repetición, repito una y otra vez los mismos errores pero con distintos protagonistas. Quizás necesite sobrevivir primero en mi pequeño mundo para así empezar a caminar por el vuestro. 

2 comentarios:

g dijo...

Primero, arreglar a pequeña escala y, luego, con la práctica, lanzarse al mundo. Pero es muy fácil dar consejos. No sigas el mío. Haz lo que realmente te apetezca, date el tiempo para pensarlo, para gobernarte tu sola, sin interferencias interesadas (a lo mejor).

Neverland Lover dijo...

Me encanta tu entrada, me alegro de volver a leerte y siento mi desaparición por aquí (y por la blogosfera en general).
Espero volver a leerte pronto ^^
Besos desde http://www.yourfavoritehistory.blogspot.com te espero<3