Seguidores

03 septiembre 2013

Éxtasis



Tenía el cuerpo desecho por dentro, por un poeta que me beso lento. Tarda en curar la herida que me hizo la serpiente. Estaba malherida pero llegaste tú, con la intención de desnudarme. Agitaste el deseo de mi cuerpo, fundiste tus labios con mi cuello. Desde que tus labios tocaron mi piel me rendí a tus encantos. Besaste mis labios y susurre.: Hazme tuya. Dame todo lo que necesito para poder sentir. Bésame, tápame todos los poros con tus labios porque quiero arder entre tus brazos. El sudor que tu provocas va bajando por la espalda empapando las sábanas. No puedo salir del asombro cuando te mueves deprisa, me haces olvidar lo que perdí. Gimo fuerte, fuerte, arañandote fuerte. Tómame, quiero ser la chispa que te encienda cada mañana, tápame la boca con tu lengua. Que suave gemido se escapa de tu boca, se pierde en mi oídos y ahora si que me vas a sentir. Soy tuya de principio a fin, nene, hagamoslo fuerte, quiero gemir. Agárrame de la cintura, ayúdame a llegar al éxtasis.

1 comentario:

Daniella Ramos dijo...


http://milnochesamedias13.blogspot.com.es/