Seguidores

08 junio 2012

Más que un simple deseo.

Sedúceme, consigue tu propósito, llévame a la cama, escribamos una película sucia, donde el final, puede ser el principio de otra película. Comenzar en el pasillo, contra la pared besos fuertes, con rabia, que tu espalda sienta dolor cuando choca contra la pared. Quitarte la ropa deprisa para disfrutar despacio de tu cuerpo. Acariciar tu pecho, jugar con tu pezón, mirarte mientras me agarras por la cintura y volver a chocar contra la pared. Llegar a tu cama, empujarte y ser yo la que manda, la que se acerca lentamente a tus labios, para empezar a disfrutar de caricias y de momentos más que sucios. Sigue despacito, que pronto te diré cuando lo haremos fuerte. Sentirme libre cuando estoy encima de ti, jugando con tu pelo mientras sonríes. Olvidarnos de la realidad entre las sabanas, con movimientos lentos o suaves. Tener toda tu atención y morderme el dedo para deslizarle poco a poco sobre mi cuello y que siga el camino hasta mi ombligo, hasta que muerdas mi labio y me susurres un: quiero deslizarme sobre tu cuerpo. Hoy solamente escucho lo que dice mi deseo, y solo me pide disfrutar de tu cuerpo, de esos besos salados, pero sobre todo de esos movimientos que encienden mi cuerpo y que apagas lentamente. No hay nada que pueda igualar este placer, cuando tu piel roza mi piel. 

Intentas controlar tu instinto animal, quieres morderme lo menos posible, agarrarme suave para no hacerme daño, pero el placer, el deseo es más fuerte, y despiertas ese animal que llevas dentro. Ahora empieza lo divertido, vueltas en tu cama, suspiros del placer más dulce, bajas la velocidad de tu beso, deslizas tu lengua por mi cuello mientras tocas mi lado más sensible. Me gusta ver como intentas borrar mi lunar favorito y te ríes porque no lo consigues. Bésame como si fuera el último día, excítame con tus manos de hombre. Enséñame a disfrutar contigo de lo prohibido, te confieso que nadie lo desea más que yo. Cierro los ojos cuando vuelves a tocar mi punto sensible, y solo sabes decirme: calma, ahora viene lo mejor. Bailas sobre mí, y tengo más que suerte, me haces sentir algo más que placer. 

Susúrrame lo que te gusta seguido de suspiros de deseos cumplidos, y sigue el ritmo de los latidos de tu corazón. Descansa unos minutos, abrázame y volvamos a empezar. Torturarte negándome a besarte, al roce para al final bailar un tango en tu cama, donde cambiamos de posición continuamente. Tu sonrisa nerviosa te delata cuando beso tu pecho y crees que voy a seguir bajando. Moverme encima de ti, morderte la oreja y disfrutar, ver las estrellas en el techo de tu habitación. La banda sonora de esta película son gemidos, suspiros y respiraciones salvajes. Coges mi mano con fuerza, y portarme mal los últimos momentos para que seas tú el que diga: No pares. Lo que queda de noche, quiero disfrutarla contigo.

2 comentarios:

Ana Alabort dijo...

Muchas gracias por pasarte por mi blog, el tuyo es precioso :3
Te espero pronto de vuelta, ¡¡¡Muchísimos besos!!! <3

Mayley_Lizzi dijo...

Hola!
Con la entrada me he quedado así :O
jajajaja Pero a quién no le gustaría tener una noche muy apasionada? xDDD

Me sigues? Por mi parte ya es un gusto seguirte :)